Capítulo 6 -CURSO

CAPITULO 6

LA LEY DE ATRACCIÓN: la ley más poderosa del Universo

 

 Todo pensamiento vibra:  

 envía y atrae una señal que se corresponde con él.

 

Este proceso se denomina LA LEY DE ATRACCIÓN:                                        

             “todo lo que se asemeja se atrae”

 

La Ley de Atracción reúne todos los pensamientos que concuerdan.

 

Somos cómo una radio que recibe y trasmite vibraciones de la

misma frecuencia. La  FM 96 no puedo escucharla en FM 87,

tengo que sintonizar las frecuencias en el dial.

 

Las vibraciones de tus pensamientos- tu preferencias - van al Universo con una frecuencia de vibración, el Universo responde enviando lo que necesitas para manifestar tus deseos en una frecuencia de vibración.

Ambas tienen que estar en la misma frecuencia de vibración.

Mantén constantemente una armonía vibratoria  con tus deseos para captar su manifestación.

 

Donde pones tu atención hace que emitas una vibración.

 

Pides con vibraciones y no con palabras.

 

Atención en lo DESEADO:  Ley de Atracción dirá SÍ y lo atraerás.

 

Atención en lo que NO tienes:  Ley de Atracción dirá SÍ y

seguirás sin tenerlo, porque esa es tu vibración.

 

¿Cómo puedo saber lo que estoy atrayendo?

 

La clave para atraer algo a lo que deseas en tu experiencia, consiste en alcanzar una ARMONÍA VIBRATORIA con lo que deseas.

 La forma más sencilla de alcanzar esa armonía vibratoria es IMAGINAR que ya tienes lo que deseas, en FINGIR que ya forma parte de tu experiencia y hacer que tus pensamientos se DELEITEN con la experiencia.

 

A medida que practiques esos pensamientos y empieces a ofrecer

sistemáticamente esas vibraciones, facilitarás que lo que deseas pase formar parte de tu experiencia.

                                                                         

Tus EMOCIONES dicen si tu atención está en tu deseo o en su ausencia.

 

Si coinciden te sientes bien y si no muy mal:

tus EMOCIONES son tu Sistema de Guía.

 

Lo que pienses está planificando tu futuro.

Preocuparse es utilizar tu imaginación para crear algo que no deseas.

Cada pensamiento, cada idea es vibratorio, todo es vibratorio.

Tu atención en algo, aunque poco tiempo, inicia una vibración.

Cuanto más piensas en algo, más vibras con eso y atraes a lo que

corresponde a esa vibración.

No ocurre nada en tu experiencia que tú no hayas propiciado a través de tu pensamiento.

            Tú eres el creador de tu propia realidad

Eres el invocador de tu Energía Vibratoria, eres Consciencia, Energía, Vibración, Electricidad, Fuente de Energía, CREADOR.

Eres un ser vibratorio que vive en un universo vibratorio y las leyes

que rigen este universo se basan en las vibraciones.

Deben vibrar al unísono tus deseos y tus creencias.

 

Lo semejante se atrae: para obtener lo que deseas, la vibración de tu ser debe corresponderse con la vibración de tu deseo.

 

No puedes desear algo y centrarte en la ausencia de eso.

 

Identificas consciente o inconsciente tus preferencias y la Fuente

responde a tu petición vibratoria, expresada con palabras o no.

 

Cuando pides siempre se te concede pero a veces, lo bloqueas con

tus RESISTENCIAS.

 

La Energía que crea mundos atiende todos tus deseos, pero muchos de vosotros por diversas razones no permitís que esa respuesta fluya hacia vosotros.

 

Redescubre el ARTE DE PERMITIR, tu capacidad innata de permitir que el Bienestar del Universo fluya constante y libremente hacia

tu experiencia sin oponer RESISTENCIAS.                       

   

  CAPÍTULO SIGUIENTE: CLICK AQUÍ

   

  CAPÍTULO ANTERIOR: CLICK AQUÍ            

                           

VOLVER al INDICE: CLICK AQUI